La magia de las velas mayas




Hay algo extraño en las velas y su luz. Las velas son manifestaciones del fuego y éste ha maravillado al hombre desde épocas primitivas.

Las velas son la expresión mágica más bella y simple; se utilizan en las ceremonias y rituales casi todos alguna vez hemos hecho magia con las velas, como por ejemplo cuando se prenden velas en un cumpleaños y se pide un deseo antes de apagarlas.

El color es uno de los factores más importantes en los rituales con velas, no importa su forma o tamaño El color es la vibración de ondas lumínicas que nos ponen en contacto con las fuentes y poderes celestiales.

Las velas representan la imagen de nosotros mismos. La cera corresponde al cuerpo físico, la mecha a la mente y la llama al espíritu.

El pensamiento (la mente), a la vez, es la voz de nuestro espíritu y sólo las personas elevadas se comunican fácilmente con él, el resto de los mortales nos debemos conformar con pequeños mensajes que intuimos ó percibimos sin que a veces sepamos interpretar.

Ya desde tiempos remotos, la humanidad reunida alrededor del fuego, comprendía que éste era algo más, “el fuego sagrado”, tan importante de mantener siempre latente, fue utilizado por muchas culturas como arma de poder celestial y canal de comunicación con Dios.

Tipos de velas y sus usos
- Clavo: Para alejar las fuerzas negativas, romper los hechizos y poner fin a las murmuraciones, aumentar el valor, y dar fuerza.
- Azul-vetiver: Protección, éxito en dinero. Se utiliza el color azul para conservar, conseguir o cambiar de trabajo, además de ser utilizado para calmar cualquier desarmonía con los compañeros de trabajo.
- Coco: Purificación económica y obtener los logros. Recuperar pagos y obtención de dinero libre de energías negativas.
- Rosado-coco-dorado: Logro de pagos, recuperación de dinero, se utiliza en los negocios para que cualquier dinero que nos llegue sea con amor y libre de energías negativas
- Ajo: Vela para tapar la boca de quien blasfema, evitar y cancelar chismes, cambiar a un pensamiento mas positivo y lograr conciencia mental.
- Ruda: Para calmar emociones fuertes, atraer la buena suerte, cortar cualquier mal que se nos desee y mantenernos protegidos
- Romero: Para poner fin a relaciones o situaciones indeseables, protección y lograr una disposición animosa de confianza y de valor.
- Mirra: Purificación y consagración, para terminar situaciones o relaciones negativas, romper hechizos y atraer prosperidad y protección liberándonos de energías negativas.
- Pericón: Para transmutar, eliminar cualquier energía negativa que nos esté rodeando.
- Cuilco: Para realizar pago espiritual, acumulando meritos a nuestro favor. Es la energía que nos reintegra por todo lo positivo o negativo que realicemos en nuestra vida (ley de acción y reacción).
- Polvo de plata: Buena fortuna, prosperidad, que los ingresos económicos sean estables.
- Albahaca: Elevar el espíritu, transmutar cualquier energía negativa y lograr felicidad, paz, armonía, protección.
- Rosas: Amor universal, tranquilidad, paz, belleza, calma las disputas domésticas, en las reuniones garantiza un rato cordial y feliz para todos los asistentes. Inspira sentimientos de amor cambia cualquier sentimiento negativo
- Mirra-verde-dorado: Purificación del dinero que llega a nuestras manos y que mantengamos esa abundancia y trabajo.
- Cominos: Para alejar a los ladrones, evitar asaltos, alejar a las personas que tengan malas intenciones para nuestro hogar.
- Anaranjado-mandarina: Cambios positivos, apertura de nuevos caminos que nos permitan prosperidad, abundancia y espiritualidad. Abrir caminos puros en general
- Polvo de oro: Buena fortuna, dinero, trabajo, para mantener la energía.
- Canela: Para atraer la prosperidad en los hogares, y negocios, mantener una corriente de energía positiva para el éxito.
- Eucalipto: Para restablecer la salud, purificación de habitaciones de convalecientes.
- Pom: Para conectarse y pedir fuerzas positivas.
Compartir en Google

Autor: Juan

    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada